Por medio de aprender y practicar El Código de la Emoción, usted aprenderá a confiar en su propio sistema interno de computadora, su mente subconsciente.

He aquí una manera súper simplificada de considerarlo: Se ha dicho muchas veces que nosotros los humanos sólo usamos cerca del 10% de nuestro cerebro. Lo que esto quiere realmente decir es que la mente consciente necesita cerca del 10% de nuestros recursos del cerebro. En otras palabras, el pensar, moverse, hacer elecciones, planear, ver, oír, degustar, tocar y oler son todas ellas actividades conscientes, y consumen cerca del 10% de nuestro poder de procesamiento.

Si esto es verdad, ¿qué es lo que el otro 90% del cerebro está haciendo? Si la mente consciente toma el 10% de nuestro cerebro, podemos referirnos al otro 90% como la mente subconsciente. Esta silenciosa y subconsciente mayoría del cerebro está ocupada constantemente almacenando información, y manteniendo en funcionamiento eficiente, a los sistemas de su cuerpo. También es importante comprender que la mente subconsciente ejerce una influencia profunda, aunque invisible, sobre las cosas que hacemos y cómo nos comportamos y sentimos.

La mayoría de la gente da poca importancia a su mente subconsciente. Pero imagine por un momento el tener que asumir las funciones que realiza su mente subconsciente. Imagine la dificultad de instruir a su sistema digestivo cómo digerir su alimento, o decirle a sus células cómo crear enzimas y proteínas.

Imagine que usted tuviera que preocuparse acerca de mantener el latido de su corazón o mantener el aire entrando y saliendo sus pulmones cada momento de cada día. ¡Y usted cree que ahora tiene una agenda ocupada!

Al igual que una computadora, su mente subconsciente es capaz de almacenar vastas cantidades de información. Bajo ciertas circunstancias, por ejemplo, se ha demostrado que la gente que está pasando por una cirugía del cerebro tendrá recuerdos vívidos cuando cierta área de su cerebro sea estimulada. Por ejemplo, el cirujano puede tocar un área del cerebro con su electrodo y el paciente consciente de repente recordará una escena, un aroma, un sonido de un momento particular en su vida.

A menudo, estos destellos de memoria son acerca de eventos o escenas que no serían recordados bajo circunstancias normales. Si la misma zona del cerebro se toca de nuevo con el electrodo en el mismo preciso lugar, el mismo recuerdo será revivido.

Si ustedes son como yo, algunas veces les parecerá difícil recordar qué ocurrió ayer. Yo creo sin embargo, que su mente subconsciente es un asombroso dispositivo de grabación. Yo creo que todo lo que usted ha hecho durante toda su vida ha sido registrado en su mente subconsciente. Cada rostro que usted haya visto en una multitud, cada aroma, cada voz, cada canción, cada sabor, cada toque y cada sensación que usted haya experimentado ha sido registrado por su subconsciente. Cada virus, bacteria u hongo que haya invadido su cuerpo, todas sus heridas, todos sus pensamientos y sentimientos, y la totalidad de la historia de cada célula en su cuerpo (hasta el nivel atómico, es lo más probable) han sido registrados.

Su subconsciente también está al tanto de cualquier emoción atrapada que su cuerpo puede estar albergando, y también sabe exactamente qué efecto están teniendo esas emociones atrapadas en su bienestar físico, emocional y mental. Todo eso y más está encerrado en la mente subconsciente.

Su subconsciente también está al tanto de qué es exactamente lo que su cuerpo necesita para poder mejorar. ¿Pero cómo puede usted obtener esta información? ¡Compre “El Código de la Emoción” y averígüelo!

No solamente aprenderá cómo aprovechar de su propia mente subconsciente, sino también aprenderá cómo ayudar a aquellos quienes están inconscientes, en estado de coma o muy, muy lejanos, con métodos sencillos y directos que pueden dominarse fácilmente.